Adán y Eva engendran a Set


25Adán conoció de nuevo a su mujer, y ella dio a luz un hijo al que puso por nombre Set, pues se dijo: "Dios me ha concedido otro descendiente en lugar de Abel, ya que lo mató Caín". 26También a Set le nació un hijo y le puso por nombre Enós. Entonces comenzó a invocarse el nombre del Señor (Génesis 4, 25-26).

4, 25   El nacimiento de Set

La intemperancia y prostitución son pasiones diabólicas, como también nosotros lo admitimos; pero en el matrimonio honesto, el consentimiento desempeña un papel mediador, pues unas veces conduce en la continencia a la oración, y otras veces guía a los esposos a la procreación con dignidad. Tanto es así que el momento de la procreación es llamado gnosis [conocimiento] por la Escritura, allí donde dice: "Adán conoció a su esposa Eva, y ella concibió y dio a luz un hijo a quien puso por nombre Set; pues Dios me ha dado otro descendiente en lugar de Abel". Clemente de Alejandría, Stromata, 3, 81, 4-5.

4, 26   Entonces comenzó a invocarse el nombre del Señor

A partir de aquí se van entreverando las generaciones de Caín y las del otro hijo de Adán que vino a llenar el vacío de su hermano, a quien llamó Set, diciendo estas palabras: "Dios me ha suscitado otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín". Así, insinuando en órdenes inversos estas dos generaciones, una de Set y otra de Caín, [aluden] las dos ciudades de las que tratamos, la celestial que peregrina en la tierra, y la terrena, anhelosa y apegada a los goces terrenos. Agustín, La ciudad de Dios, 15, 15.

La Biblia comentada
por los Padres de la Iglesia
Antiguo Testamento, Vol. 1,  p. 175-176
Director de la edición en castellano
Marcelo Merino Rodríguez

0 comentarios

Publicar un comentario